comprar casa guatemala
Una de las cosas más gratificantes del negocio inmobiliario y especialmente de vender casas es la enorme satisfacción de ver a cada familia recibir las llaves de su nuevo hogar.

El momento de la entrega de su casa nueva es verdaderamente conmovedor y no es para menos.

Para la mayoría de familias guatemaltecas, adquirir una casa propia es un sueño muchas veces inalcanzable y para quienes si lo logran, se hace posible con gran sacrificio.

Hemos contemplado a parejas tomarse de las manos y agradecer a Dios por el sueño cumplido. Los hemos visto abrazarse junto a sus hijos y vivir el momento con gran emoción.

Hemos presenciado a pastores y sacerdotes pedir la bendición divina para el nuevo hogar.

Para muchos es algo solemne mientras otros convierten la ocasión en una verdadera fiesta.

Con el tiempo hemos llegado a entender que una casa es más que solo cuatro paredes y más que solo un recinto de block y cemento dónde vivir.

Hemos comprendido que los padres hacen grandes sacrificios por sus hijos y por qué no decirlo, por ellos mismos mientras sus hijos crecen.

Te puede interesar: ¿Comprar o Alquilar Casa? ¿Qué Es Mejor?

Tomar la decisión de comprar una casa nueva no es fácil. Pero cuando se tienen los valores y motivaciones correctos, entonces esa aventura se hace menos difícil. Y son los hijos el principal motor para tomar dichas decisiones.

Por todo ello, hemos elaborado un resumen de al menos 10 cosas que tus hijos agradecerán por siempre de haber tomado la valiente decisión de invertir en una casa nueva:
  1. No les faltará techo mientras crecen
  2. No tendrán la inseguridad de tener que mudarse múltiples veces a lugares desconocidos
  3. Podrán decorar sus dormitorios a su gusto, nadie les impedirá hacerlo
  4. No tendrán que cambiarse de colegio porque tengan que vivir en otra zona de la ciudad
  5. Podrán conservar sus amigos de la infancia a largo plazo y no tendrán que dejarlos porque haya que mudarse constantemente
  6. Tendrán la tranquilidad de saber que su casa es propia y que nadie podrá decirles que hacer o no en ella
  7. Siempre tendrán en casa ese lugar de refugio donde encuentran paz, seguridad y amor
  8. Podrán disfrutar de un patrimonio valioso conforme el paso de los años
  9. Su casa crecerá con ellos, ya que al ser propia podrá ser ampliada conforme lo necesiten
  10. No tendrán que ver a sus padres angustiarse por pagos de renta que se desvanecen

Si consideras detenidamente todas estas razones, entonces descubrirás cómo el valor de una casa crece sin medida hasta convertirse en el bien más preciado que puedas adquirir. Y con el paso de los años, cada miembro de tu familia lo agradecerá.

Si aún estás considerando invertir en una casa nueva pero no sabes cómo dar los primeros pasos, puedes acercarte a nuestros proyectos donde uno de nuestros asesores gustosamente te guiará para comenzar a hacer realidad el sueño familiar de una casa propia.

Publicar un comentario

Gracias por compartirnos tu opinión sobre este post.

 
Top