Siempre lo hemos sabido. Tener una casa propia es un gran sueño que representa muchas cosas maravillosas para una familia. Un sueño que por cierto, también requiere un gran sacrificio.
invertir en una casa

Pero cuando estamos considerando seriamente la posibilidad de comprar una casa, surgen muchas interrogantes que aterrizan como dardos en nuestra mente:
  • ¿Cuándo es el momento perfecto para invertir en una casa?
  • ¿Qué nivel de ingresos debo tener para hacer esta inversión?
  • ¿Qué pasa si mis ingresos pudieran fluctuar en el transcurso del tiempo?
  • ¿Cómo hago para minimizar los riesgos al invertir?
  • Y muchas más.

Si alguna de estas preguntas han invadido tu mente en algún momento, entonces felicitaciones, eres parte del selecto grupo de personas que se detienen a considerar inteligentemente su próxima inversión.

Y es que a pesar de que hay muchos proyectos de casas en venta en Guatemala, no siempre nos sentimos seguros de invertir y preferimos posponer nuestra decisión hasta otro momento más adecuado. El cual muchas veces nunca llega.

Esperar demasiado tiempo para invertir en la compra de tu casa puede traer consigo otros peligros pocas veces considerados. Por ejemplo:
  • Salir del rango de edad. Conforme pasa el tiempo, tu edad aumenta y en cierto punto pueden reducirse los posibles plazos para optar a un crédito. La diferencia a pagar mensualmente entre una cuota a 15 años seguramente será mayor que si la tomaras a 25. Y en consecuencia también el nivel de ingresos para la calificación al crédito. De ahí que esperar demasiado tiempo puede ubicarte en una zona de riesgo ante la cual sea aún más difícil invertir en una casa.

  • Tus hijos crecen. Otro fenómeno común que debes tomar en consideración es que cuando tus hijos están pequeños, los gastos familiares pueden ser menores que cuando son adolescentes. O bien cuando son menos integrantes en la familia. De tal manera que invertir en una propiedad al inicio de un matrimonio es aún más conveniente que cuando tienes 10 años y tu presupuesto familiar ya no tenga margen para el pago de las cuotas.

  • Las ciudades crecen rápidamente. El tercer factor que mencionaremos tiene que ver con el entorno y el crecimiento acelerado de las ciudades que para los compradores se traduce en menos opciones, precios más altos y ubicaciones cada vez más distantes.

    Para ilustrar esto, tal vez tus abuelos te contaron alguna vez que en los años 50s, nadie quería vivir en la reforma o en zonas 15 o 16 de Guatemala porque se consideraban sectores demasiado lejanos. Lugares en los que literalmente "nadie quería vivir!!" y que hoy son de gran plusvalía.

Podemos resumir entonces este post con que el mejor momento para comprar una casa en Guatemala siempre se traduce en: cuanto antes mejor!. Ya que conforme el tiempo pasa, las condiciones familiares lejos de ser más óptimas suelen ser más complejas.

Esperar años por un mejor empleo o mejores condiciones económicas también suele ser un paradigma engañoso pues muchas veces un mejor salario viene acompañado de un nuevo nivel de vida, dejando nuevamente poco margen para la inversión en una casa nueva.

En todo caso, si un mejor salario llega con el tiempo, el gran beneficio será que podrás abonar al capital de tu crédito y finalizar el pago de tu casa en menor tiempo. Por lo tanto, volvemos al mismo punto. El mejor momento para invertir, siempre será el momento en el cual estás ahora mismo.

Publicar un comentario

Gracias por compartirnos tu opinión sobre este post.

 
Top